Regresan con certeza las franquicias tras la pandemia

Fecha

jun. 11, 2020

HÉCTOR ALCÁZAR, CEO de Grupo Alcázar & Compañía

El nivel de incertidumbre es tal que a muchos empresarios les está generando la famosa “parálisis por análisis”, algo que no podemos permitir.

Ya tenemos un semáforo para saber cuáles giros pueden reiniciar operaciones, en teoría terminó la temporada de Susana Distancia y las franquicias se preparan a marchas forzadas para su reapertura. Sin embargo, la incertidumbre está a todo lo que da. Nunca había recibido tantos mensajes y consultas de nuestra comunidad de clientes, aliados y amigos pidiendo que les ayudemos a entender que esta sucediendo: “¿ya podemos abrir, Héctor?”, “¿qué cambios tenemos que hacer?”, “¿cuáles normas de sanidad me rigen?”, “¿si no aplico esas normas qué pasa?”… Y una gran cantidad de etcéteras que se llevarían casi toda la extensión de este artículo.

En efecto, la realidad es que hay noticias completamente encontradas en los medios y redes sociales, generando un mayor nivel de estrés entre los franquiciantes y franquiciatarios. Nos empiezan a llegar informes de países de Europa que ya están saliendo de la pandemia, de Asia que ya casi operan al 100 por ciento y, a la par, vemos indicaciones dispares entre las emitidas por el gobierno federal y por varios de los gobiernos estatales. Ahora sí, como diría el clásico, ¿quién podrá defendernos?

El nivel de incertidumbre es tal que a muchos empresarios les está generando la famosa “parálisis por análisis”, algo que no podemos permitir. Recientemente me llegó un video -de esos que llegan por cientos al Whatsapp- que me llamó mucho la atención. Hablaba de un soldado y un sargento del Ejército que conducían un auto sobre una carretera cuando los alcanzó una tormenta, casi huracán; el soldado, que era quien manejaba, preguntaba repetidamente al Sargento si hacían una parada, al ver cómo diversos vehículos, incluso camiones de alto tonelaje, sí se detenían en el camino. El Sargento una y otra vez le indicaba al soldado que siguiera avanzando.

Después de un rato, ambos lograron pasar la tormenta y se encontraron con un cielo azul y un paisaje bellísimo. Entonces el Sargento pidió al soldado detener el auto y mirar hacia atrás. “Si nos hubiéramos detenido, seguiríamos en la tormenta, pero como seguimos adelante hoy estamos ya en este hermoso camino”, le dijo.

Este mensaje me dejó con una clara certidumbre: no pares el paso, acércate a tu consultor o a tu asesor de confianza, a ese que sabes que te dará la información adecuada o que, si no la sabe, investigará y te apoyará para que puedas tener un reinicio claro, es decir, un “regresa con certeza”. Agradezco a todos los que hoy se acercan con nosotros para que les apoyemos en este reinicio de operaciones, en la implementación adecuada.

No podemos bajar la guardia y que los contagios sigan de forma exponencial, pero, sobre todo, debemos cuidar todo el proceso desde que llega nuestra gente, sanitizar el lugar de nuestro negocio y proteger a nuestros clientes hasta en el más mínimo detalle. Así, estaremos de regreso de forma exitosa y, poco a poco, lograremos hacer crecer nuestros negocios nuevamente, y, por supuesto, franquiciar de manera más fuerte y poderosa. Recuerda que estamos #ContigoEnCadaMomento.