El sector franquicias se las arregla como puede, para salir de la crisis.

Fecha

jun. 19, 2020

Más de 100 días de confinamiento, de paro, las franquicias en México y una dramática situación a resolver. Vino el desencanto por anuncios oficiales sobre los plazos y ordenamientos para su regreso a la normalidad -de acuerdo con el giro comercial y de servicios- y ahora, la incertidumbre sobre el tamaño del daño a sus redes de sucursales, a los ingresos, a su expansión, a los costos de volver a la actividad diaria, bajo un nuevo escenario.

La franquicia en México, en Iberoamérica, e incluso entre marcas globales, fue sacudida, se le complica encontrar el alivio. La facturación ha estado en picada, y los candados para el retorno con el consumidor, semeja un tobogán sin fin.

Enrique Alcázar, fundador de la consultoría en franquicias, Alcázar & Compañía, lamentó que los apoyos económicos del gobierno federal no alcanzaran a este modelo de negocio, aún y cuando guarda en su esquema a emprendedores, micronegocios, autoempleo y conceptos de baja inversión. Dijo también que “si bien es tarea de las empresas generar riqueza, la administración debería ayudar con certeza jurídica para tener un piso parejo a las mismas reglas del juego”.

En diversos paneles online la ventana que ha servido a las marcas y expertos en franquicias para expresar un sentir con poco aliento y una urgencia a encontrar soluciones para la sobrevivencia de sus redes de negocios, la coincidencia es que el golpe ha sido en cadena.

Martin Santaella CEO del holding Franquicias Maso en Expansión, dijo que la respuesta a la crisis debe ser rápida, básica en nuevos productos de mayor calidad y con precios que ayuden a la familia. El franquiciatario máster de D-Uñas, Fernando García, sentenció que la fortaleza mostrada en estos momentos significará para las franquicias la mejor carta de presentación ante futuros inversionistas.

Julio Beleki, en su calidad de CEO de Beleki Brands, holding que representa a marcas globales como Cinnabon y Denny´s, describió la batalla emprendida por su corporativo para seguir con su expansión y no cerrar sucursales, Visionario, optó por el fondeo colectivo -crowdfunding- para encontrar inversionistas a sus proyectos. Semejó la figura de una “pirinola” “en la que “todos ganamos, pero debemos buscar el punto de equilibrio”.

Para revisar la realidad operativa de las marcas en la llamada “nueva normalidad”, el despacho Iberbrand, de asesoría legal en propiedad industrial, convocó a los directivos de marcas líderes en la industria, quienes coincidieron que la “lluvia de ideas” conseguida en el confinamiento, les permitirá sembrar mejores productos para salir más fuertes que antes.

Y es que, en otro foro virtual, este organizado por la plataforma informativa especializada de EconomiaHoy, sus participantes, también dijeron que las franquicias están mejor preparadas que un negocio independiente para afrontar la crisis económica que ha dejado la epidemia del coronavirus al formar redes empresariales.

"¿La franquicia qué va a aportar? Evidentemente todos sus protocolos de actuación, toda su formación, y protocolos de marketing, a través de sinergías favorecen los desarrollos. Un empresario individual, con una empresa autónoma, que no está incluida en una red, le va a costar más", dijo Jesús Capitán, fundador de SDEYF Consultores.

La digitalización se "radicalizará", prevé Rolando Zubirán, CEO de MIT Sloan Management Review Mexico. Además de que cambiará el modelo de verticalidad en las empresas para que se vuelvan más ágiles en el camino para adaptarse a un nuevo entorno. Consideró que el gobierno federal debería aplicar múltiples enfoques que puedan integrar a las empresas a las políticas públicas. "Se requiere crédito y garantías para sectores estratégicos, programas orientados a la transformación digital, apoyar con subsidios directos en apoyo a la contratación y a retener el talento, apoyar con aquellas industrias que opten por reinventar su propuesta de valor".

Los panelistas fueron pesimistas en que la recuperación de México sea en forma de "V", sino gradual. Esto debido al tipo de cambio que puede afectar la competitividad, la inseguridad, la crisis sanitaria que se junte con el temporal de influenza en octubre. Así las cosas.

Mario Antonio Morales.

incentivaempresasmx@gmail.com