Franquicias: ¿negocio conocido o por conocer?

Fecha

feb. 04, 2015

Una franquicia es un tipo de negocio mediante el cual una parte le otorga a otra el derecho a utilizar su marca y le entrega todo el conocimiento o know how para realizar los procesos productivos, entre otras cosas. Todo esto mediante un contrato civil entre ambas y un pago correspondiente al costo de la franquicia. Una vez funcionando el negocio, hay que cancelar al dueño de la marca un porcentaje de las ventas.

El ejemplo más claro son las cadenas de comida rápida. La casa matriz se encuentra en otro país y hay franquicias repartidas por todos los continentes. Éstas son administradas por personas locales que compraron los derechos para funcionar bajo el alero de una marca reconocida.

Para tener en consideración

En términos legales, el contrato de franquicia en Chile es un contrato que no está regulado y que queda sujeto a la voluntad de las partes. Por esta razón, Claudio Magliona, de García Magliona Abogados, aconseja que los interesados en adquirir una franquicia deben ser correctamente asesorados. “Si no es así, no van a poder lograr todos los derechos que quisieran”, dice.

En este modelo de negocio las riendas las tiene el dueño de la marca y es él quien va a poner todas las condiciones que estime necesarias para proteger el prestigio de su compañía. La asesoría legal se vuelve primordial entonces si se desea un contrato con derechos y obligaciones justas.

El abogado enfatiza que ésta puede ser una muy buena opción de crecimiento, pero también se puede transformar en un gran dolor de cabeza. “Las franquicias establecen exigencias bastantes grandes que si no se cumplen, incluso se pueden perder los derechos de ese negocio y por consiguiente todo lo invertido en él”, dice Magliona.

Para el profesional las ventajas de iniciarse en el mundo de los negocios mediante una franquicia son “poder acceder a un know how que no se tiene y a una marca consolidada en el mercado”. Las desventajas por otra parte son “la poca libertad para innovar y de hacerlo todo lo que se haga quedará en manos de quien ofrece la franquicia”.

Por eso recomienda analizar los costos y tener conciencia de que se tendrá un socio con un alto grado de participación. “No es llegar y firmar un contrato”, agrega.

Una experiencia “cool”


Gaël Masrour tiene la franquicia de los “Cool Crêpes” y su carrito está ubicado en la estación del metro Escuela Militar, en Santiago. Es su primer negocio y es la primera franquicia de esta marca en Chile, especializada en panqueques dulces y salados en una masa que no se rompe.

Este empresario francés, cansado de su trabajo en una oficina, decidió aventurarse en la búsqueda de un negocio propio. Como conocía los crêps decidió que sería una buena idea venderlos en carritos, pero se encontró con que un compatriota ya había tenido la misma idea.

Con este antecedente pensó, “¿para qué vamos a inventar la rueda?, él ya tiene un negocio funcionando, podemos clonarlo”, de ahí surgió la idea de comprar la franquicia.

Gaël coincide con el abogado al señalar que es un proceso difícil y complejo, pero aclara que “si ambas partes tienen buena voluntad, no es tan complicado”. Agrega que es importante contar con asesoría legal para poder establecer en el contrato cláusulas que protejan tanto al franquiciante como al franquiciado.

Este empresario tuvo que pagar US$30 mil por la franquicia, la que contemplaba la entrega del carrito, la capacitación y la mezcla. Además de un porcentaje mensual.

Como es un producto novedoso, Gaël cuenta que comenzó con cifras azules, por eso recomienda a los emprendedores iniciarse en el mundo de los negocios mediante la obtención de una franquicia. “La ventaja es que no hay que reinventar todo. Y si no tienes el conocimiento necesario para comenzar solo, lo mejor sería comenzar con una franquicia”, dice Masrour.

A la chilena

Así como una receta de cocina puede tener diferentes versiones según el lugar, en nuestro país el modelo de negocio de las franquicias tiene su versión "made in Chile". Y es que las franquicias extranjeras, como negocios de comida rápida, tienen un costo superior a los $250 millones.

Por lo tanto, ¿cómo acercar este tema a emprendedores que no cuentan con un gran capital? El empresario Jorge Gordillo, gerente comercial de General Network Computers que hace un tiempo desarrolló su propio concepto de franquicia implementado cafés virtuales en la Región Metropolitana, bajo la marca "TuCiber", es un ejemplo concreto de que se puede.

"Este modelo responde a la necesidad de terceros por emprender, pero con un respaldo detrás. En nuestro caso entregamos la franquicia de la marca TuCiber, pero se forma una sociedad en la que invertimos en la instalación del local, mientras el franquiciado corre con los costos operaciones. Posteriormente nos dividimos las ganancias".

Bajo este modelo, Gordillo ha instalado cuatro locales en Santiago y ya piensa en negociar la internacionalización de su franquicia con un inversionista mexicano. Sin duda este es sólo uno de los cientos de ejemplos de emprendedores nacionales que aspiran a hacer de sus marcas u modelos de gestión, una franquicia replicable y exportable.

Franquicias
• Contrato civil entre dos partes.
• Celebrar una licencia de uso de marca.
• Contrato de transferencia de tecnología o conocimiento.
• La persona que la recibe debe jurar que una vez terminada no participará en el mercado de las franquicias por los siguientes 5 años, no podrá utilizar los secretos de la empresa y no podrá registrar marcas similares.
• Para obtener información acerca de franquicias disponibles, basta con buscar en Internet o revisar continuamente la prensa nacional.


¿Qué debo hacer para franquiciar mi empresa?
• “En Chile lo normal es publicitar la oferta de la franquicia a través de los periódicos. Los interesados se contactarán y empezarán las negocia

Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara