Encuentran negocio en la enseñanza

Fecha

feb. 04, 2015

El interés por enseñar idiomas fue útil para comenzar su propio negocio.

Ivonne y Karina Castro, de 33 y 27 años respectivamente, dirigen Quest, una institución que imparte cursos de inglés desde hace siete años a jóvenes y niños de los asentamientos más pobres de la delegación Álvaro Obregón, muy cerca de la zona comercial de Santa Fe.

Con la primera generación lista para ser evaluada, las hermanas Castro acudieron a la embajada de Estados Unidos para buscar el respaldo de la representación diplomática en la enseñanza del idioma y lo lograron.

"La embajada nos condicionó el apoyo a cambio de obtener buenos resultados en las evaluaciones", recuerda Ivonne.

Así, ocho jóvenes de entre 14 y 17 años de edad acreditaron sus estudios y fueron, para Karina, los responsables de que el proyecto se mantuviera, tras considerar por algún momento suspender la iniciativa por carga de trabajo.

Tiempo después, las hermanas acudieron al Consejo Británico para estudiar una maestría en la enseñanza del idioma, sin pensar que esta organización respaldaría meses después el sistema de aprendizaje que utilizan en Quest.

Un modelo diferente

De acuerdo con Karina, durante las inspecciones que el Consejo Británico realizó a la escuela descubrieron que aplicaban el modelo de inteligencias múltiples.

"No sólo es una escuela de idiomas, sino un lugar que ve por las habilidades del ser humano. Todo surge por la zona en que estamos", explica Ivonne y apunta:

"Nos basamos en no enseñar inglés, sino en trabajar en aspectos emocionales, afectivos, de comodidad -con el horario-, siempre dirigido a las estrategias de inteligencias múltiples pero de forma intuitiva.

"A diferencia de un segmento de la población que tiene la posibilidad de viajar para aprender idiomas, aquí se realiza un campamento y rally en verano para aterrizar los conocimientos", añade Ivonne Castro.

El modelo está diseñado para aprender inglés internacional en seis bloques de tres niveles cada uno. El nivel dura siete semanas y cuesta 870 pesos.

Además, está basado en el marco de referencia europea, en el que se cubren competencias, y no una calificación para avanzar, y se estimulan las cuatro destrezas lingüísticas: escuchar, hablar, leer y escribir.

Las directoras de la escuela, que también enseña español a extranjeros y aplica el examen TOEFL, tienen entre sus planes la expansión de su concepto de enseñanza.

Este mismo mes inaugurarán el segundo plantel de la institución en la ciudad de México y evalúan, para el mediano plazo, la apertura de franquicias en Mérida y Michoacán.

Fuente: Humberto Niño de Haro/ El Universal/ Jueves 17 de mayo de 2007

Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara