Crecimiento en cadena .

Fecha

feb. 04, 2015

Los hoteles han proliferado con gran éxito en todo el mundo ¿su secreto? Las inversiones de terceros. Hoy apostar por una marca reconocida y bien posicionada en este sector es sinónimo de triunfo. La industria hotelera es uno de los pilares más sólidos en el cual está sostenido el turismo en México. Los hoteles comenzaron a invadir las playas y las ciudades de nuestro país en el siglo XX, pero todos operaban como negocios independientes.

 

Sin embargo, la globalización y las necesidades del nuevo milenio llevaron a los operadores, administradores e inversionistas de la industria a trabajar bajo un nuevo sistema que les permitiera crecer y consolidar su marca: las cadenas hoteleras.


El siglo XXI marcó el boom de esta nueva forma de expansión y junto con ella nacieron decenas de firmas que aprovecharon la segmentación de mercado.


Las cifras no mienten y hacen evidente su importancia. El análisis el empleo en el sector turístico de México reveló que en el año 2000 de cada 10 ocupaciones más de siete se ubican en las actividades de alojamiento, transporte, restaurantes y bares.


En este estudio se destaca la importancia de los restaurantes y hoteles como segmentos más representativos del sector turismo, ya 52.1 por ciento de sus actividades se destina a los turistas nacionales e internacionales. El turismo representa en promedio 8.3 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, PIB, de este porcentaje los hoteles representan 1.1 por ciento.

Las cadenas hoteleras han crecido rápidamente, pero aún tienen demasiado potencial, “todavía hay 80 por ciento de hoteles privados, pero la tendencia a mediano plazo será crecer por medio de cadenas”, explica Rafael García González vicepresidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, AMHM.

Invertir en un bien inmobiliario como éste requiere analizar muy bien la situación, sobre todo porque 2009 es un año difícil en materia económica, no obstante, muchos emprendedores son atraídos por esta industria.


Sobre todo porque las grandes cadenas encuentran en la coinversión una forma de crecer con la inyección de capital de sus inversionistas “nuestra curva de crecimiento es a través de inversiones, por medio de nuestras franquicias”, explica vicepresidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles.


A decir de Roberto Zapata Llabrés, director general de Hoteles Misión, “el sector turismo es parte vital de la economía del futuro de nuestro país. México es virtuoso en lo que se refiere a su posibilidad turística, no sólo por su ubicación estratégica, cuenta con un clima extraordinario, litorales y playas magnificas.


Además tiene cultura y la gente sabe recibir a los turistas”. Lo invitamos a conocer algunas de las firmas líderes que han forjado el éxito de esta industria y las ventajas que le puede traer integrarse a estas redes de crecimiento.


LÍDERES INDISCUTIBLES


InterContinental Hoteles Group, IHG, posee cuatro mil 100 hoteles en más de 100 países y está presente en el mercado mexicano desde hace 40 años, es una de las empresas mejor respaldadas, al proporcionar garantía y tranquilidad a los inversionistas. La empresa ha logrado llegar a diversos estados del país gracias al modelo de franquicia. Los emprendedores pueden elegir entre distintas marcas: Intercontinental, Crowne Plaza, Hotel Indigo, Holiday Inn, Holiday Inn Express o Staybridge.


“En México somos la empresa más grande con más de 113 hoteles abiertos y 70 en proceso, esto nos convierte en un pilar y sinónimo de fortaleza y crecimiento, cualquier inversionista ve en nuestras marcas el respaldo de una empresa que lo puede llevar adelante con gran éxito”, afirma Octavio Navarro, director de Desarrollo y Venta de Franquicias México.


A pesar de la crisis económica en IHG se muestran optimistas y ven aún más potencial en México, “seguimos viendo una cuesta hacia arriba, identificamos las oportunidades a través de un estudio inteligente de mercado, por lo que existen inversiones bastante interesantes a lo largo y ancho del territorio mexicano a través de las siete marcas que manejamos”, señala Navarro.


Hoy en día cuentan con más de un millón de socios activos y siempre están presentes en la mente del público gracias a las campañas de publicidad que realizan, todo esto representa una gran ventaja para los emprendedores.


La inversión se estima por costo de habitación, la cual aproximadamente es de 75 mil dólares, de esta manera hay unidades donde la inversión alcanza 200 mil dólares en la marca Intercontinental más el precio del terreno, esta es la manera en que se define el costo.


Una vez firmado el contrato de franquicia con IHG, el hotel puede estar listo en un promedio de 15 a 18 meses.


“La mezcla de todas nuestras marcas nos permite ser líderes en el mercado nacional e internacional”, agrega. De los 113 hoteles establecidos en el país cien por ciento son franquicias.


CRECIMIENTO EXPRESS


Otra de las cadenas más importantes en México debido al crecimiento exponencial que experimentó en sólo seis años es City Express, marca dirigida a un segmento de la población que había estado desatendido, los viajeros de negocios.


El proyecto se hizo posible gracias a un grupo de inversionistas que lograron crear tres marcas. La constitución de City Express se dio en 2002 y el primer establecimiento abrió sus puertas en Saltillo.


Desde entonces se ha desprendido una gran carrera dentro de la industria desencadenándose dos marcas hermanas: City Suites, dirigido también a un mercado de negocios, para aquellos huéspedes que necesitan prolongar su viaje.


Y hace un año lanzaron City Junior, para viajeros de negocios ávidos de calidad en el producto y un precio económico. El resultado de estos seis años son 39 hoteles, de las tres marcas. Las próximas aperturas serán en Los Mochis, Zacatecas, Tijuana, Veracruz, que están en desarrollo y construcción; los otros tres proyectos en fase de desarrollo están en Saltillo, Cancún y Mérida.


Para 2009 el objetivo es abrir entre siete y nueve unidades, sumando así un total de 48 a fin de año. “Nuestra meta es integrar más hoteles a la cadena por medio de nuestras diferentes marcas, empezaremos a generar un mayor número de cuartos y clientes”, comenta, Carlos Adam, director del área de promoción de franquicias.


Desde su nacimiento la marca tenía claro que su expansión se desarrollaría bajo el esquema de franquicia, por ello pensaron en equipar sus construcciones con tecnología de punta, implementar un área de reservaciones, de ventas, instituir un programa de viajero frecuente, entre otros, “todos estos productos permiten brindarle a los franquiciatarios un gran soporte”, asegura el ejecutivo.


Durante el primer año de operaciones el crecimiento se logró a través de inversión propia, “se empieza con capital propio para consolidar la marca, después el crecimiento se lleva a cabo con capital de terceros”.


La inversión para obtener derecho a utilizar esta marca no es constante, depende de la ubicación, entre otros factores y de acuerdo con Adam existen muchas opciones para invertir en diferentes lugares de la República. El retorno de inversión se calcula en seis años, aproximadamente, esto puede parecer un tiempo largo, debe recordar los hoteles son una inversión a largo plazo, pero la rentabilidad es mucho mayor.


Los trámites para construir un hotel varían de ciudad a ciudad, en un lugar tradicional donde no hay tantos problemas de burocracia puede inaugurarse una unidad en 10 o 12 meses, pero los tiempos cambian conforme la zona o el proyecto lo demanden.


GIGANTE EN CRECIMIENTO


El reporte financiero de Grupo Posadas indica que actualmente operan 109 hoteles y 19 mil cuartos a través de México, donde se concentra 85 por ciento de las habitaciones, Brasil, Estados Unidos, Argentina y Chile. Cada año reciben en sus hoteles a casi tres millones de huéspedes que llegan por algún viaje, compromiso o negocios.


Crecimiento que experimentaron durante el primer trimestre de 2009, fue de 10 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. El éxito lo atribuyen a que tuvieron un mayor número de cuartos disponibles y a su negocio de Administración de programas de lealtad(Ampersand).


Las ocho marcas hoteleras que ha desarrollado son: Aqua, Fiesta Americana Grand, Fiesta Americana, Fiesta Inn, The Explorean, Caesar Park, Caesar Business y One Hotels que es la marca más reciente.


One Hotels fue la primera cadena de categoría “economy class” en el país. El objetivo era atender a huéspedes que viajan de manera frecuente por motivos de trabajo de una ciudad a otra, por lo que su presupuesto es limitado. Se calcula que al año cerca de 15 millones de personas de la categoría “economy class” visitan México y se hospedan en hoteles cuatro y tres estrellas, por lo que vieron en este concepto una gran oportunidad de negocio.


Las habitaciones de One Hotels se diseñaron con un tamaño menor al de las otras marcas, 17 metros cuadrados, pero sin perder el confort.


Esta firma hotelera surgió en 1970, sus fundadores fueron Gastón Azcárraga Vidaurreta y Gastón Azcárraga Tamayo, actualmente está al frente la tercera generación de la familia Gastón. El primer hotel de Posadas fue el famoso Fiesta Palace, hoy Fiesta Americana Reforma.


Posadas posee otros negocios que complementan a los hoteles: un centro de reservaciones Konexo, su empresa de servicios dministrativos hoteleros Conectum, así como AltiusPar, orientada a mejorar la rentabilidad por habitación de su clientela.


El plan de desarrollo del Grupo contempla abrir 58 hoteles y contar con otros siete mil 970 cuartos en operación durante los próximos tres años.


MISIÓN EN GRANDE


A pesar del difícil momento que atraviesa la economía nacional y mundial, Hoteles Misión espera alcanzar en 2009 un crecimiento de nueve por ciento, superando 2008.


Empezaron el año con el pie derecho con aperturas en Celaya, están por inaugurar en Monterrey e Irapuato, y para noviembre abrirán el primer hotel Express de Misión en Mérida, para seguir, probablemente, con uno en Apodaca, Monterrey.


De acuerdo con Roberto Zapata Llabrés, director general de Hoteles Misión, su objetivo es terminar 2010 con 34 hoteles, actualmente cuentan con 25 propiedades.


Hoteles Misión es una cadena cien por ciento mexicana y además de estar presente en el país han logrado trascender las fronteras. Una de sus principales herramientas para alcanzar el éxito es el trabajo que han desarrollado en el mercado local con la organización de eventos para grupos, seminarios y convenciones.


Con experiencia avalada de más de 26 años esta cadena tiene presencia en Estados Unidos, Canadá, países de Europa, Asia y el continente americano. Los hoteles de categoría 4 y 5 estrellas cuentan con ubicaciones estratégicas en la República Mexicana y se pueden ncontrar en ciudades industriales, coloniales, arqueológicas así como en destinos de playa.


Grupo Carso es socio de la aerolínea Volaris; maneja los restaurantes Sanborns; e Inbursa financia diferentes proyectos de infraestructura del país y hace unos meses lanzaron la marca Ostar, con la que se introduce más a fondo en el sector turístico.


Ostar es ya una cadena conformada por seis unidades, que eran parte de la cadena Calinda. El turismo es la tercera fuente de ingresos de divisas, después del petróleo y las remesas, por lo que vieron una gran oportunidad y no sólo con los hoteles, por ello están creando toda una infraestructura para el turismo, dijo Roberto Slim, presidente del grupo Ostar.


La cadena Calinda era propiedad de Carso desde 1991, pero llegó a una etapa de reestructuración enfocada en conservar particularmente las propiedades ícono en cada plaza, lo que la llevó a vender algunos hoteles y a retirar franquicias.


A partir de 2007 conservaron sólo seis hoteles que componen este grupo hotelero: Geneve, ciudad de México; Racquet, Cuernavaca; Veracruz, Centro Histórico; Francia, Aguascalientes; Calinda Beach, Acapulco y Viva, Villahermosa.


Los creadores de la marca aseguran que una noche en sus hoteles debe ser la extensión temporal de su casa, de tal forma que los huéspedes sientan la calidez necesaria para extrañar a su familia, más no su cama.


Hotel legendario


El hotel Geneve, el más legendario del país, al haber abierto sus puertas en 1907, forma parte de esta cadena.


El inmueble es reconocido porque según se cuenta fue ahí donde se sirvió el primer sándwich en México; además su cocina fue tan reconocida y su prestigio tal, que el día que inició la Revolución, 20 de Noviembre de 1910, el presidente


Porfirio Díaz decidió comer ahí con su familia “en señal de que no pasaba nada en el país”.


ZONAS DE OPORTUNIDAD


México es reconocido por tener una ubicación geográfica privilegiada, lo cual contribuye a que casi todas las regiones a lo largo y ancho del territorio azteca sean suceptibles de convertirse en un lugar turístico, esta es la razón de que cada vez se establezcan hoteles y además generen plazas laborales. De acuerdo con el estudio empleo en el sector turístico de México, las principales fuentes de trabajo del sector son los hoteles con 74 por ciento. En México las inversiones hoteleras son captadas por las zonas de playa como Cancún con su Riviera Maya,


Los Cabos, Puerto Vallarta, no tanto en ciudades como el Distrito Federal o Guadalajara, “ése es el nicho natural de México y es el más rentable”, apunta el vicepresidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Rafael García González


EL MERCADO DESATENDIDO


Este mercado ha resultado de gran interés para algunas cadenas porque cuenta con gran potencial. Quien ha explotado más este concepto es City Express, mantenido un crecimiento exponencial, pero aún hay mucho espacio para este modelo de negocio.


Lo que se debe buscar es una ubicación privilegiada, con infraestructura aledaña, por ejemplo, restaurantes, y otros atractivos que complementen la estancia de los huéspedes del hotel. No se puede negar que este tipo de terrenos son caros, pero sin duda recuperará su inversión.


Lo que propone este concepto es mayor valor del dinero, es decir, no cobran por servicios que no ocupa el cliente, a diferencia de un resort donde se propone que ocupe los servicios colaterales de entretenimiento, salones para banquetes, grandes albercas, campos de golf, canchas de tenis y otras que definitivamente tienen un costo en la infraestructura de un hotel y deben de tener una recuperación en el retorno de inversión que se visualiza.


Los modelos Express permiten un nivel de tarifa más económica, ofrecen productos de habitación muy buena, servicios limitados de alimentos y bebidas, no hay servicios adicionales.


Es un valor por el dinero muy eficiente y cuando están ubicados en zonas estratégicas, convenientes y estudiadas, definitivamente hay una captación del mercado muy fluido y adecuado, por lo que los resultados son en verdad convenientes.

El Financiero.



Próximos eventos

mar. 7-9, 2019 México, CDMX
Card image cap

42a Feria Internacional de Franquicias

WTC Ciudad de Mexico
jun. 20-21, 2019 Guadalajara, Jal
Card image cap

EF Guadalajara 2019

Expo Guadalajara