Guardar las células madre de un bebé podría salvar vidas en México

Date

10 de abril de 2017

Date

10 de abril de 2017

Estas células son capaces de regenerar órganos o tejidos vitales, pero lamentablemente sólo existe una oportunidad para hacerlo.

México, D.F.- La biotecnología aplicada a la salud humana ya es una realidad en México, donde la criopreservación de células madre puede convertirse en la salvación de la vida de una persona o de un familiar.

Estas células son capaces de regenerar órganos o tejidos vitales, pero lamentablemente sólo existe una oportunidad para hacerlo. Aunque desde 1988 se realizan estudios sobre las células madre en países como Francia, y Alemania, fue hasta 2000 cuando en México se dio la posibilidad real de preservar esas células, capaces de reproducirse para regenerar cualquier tipo de tejido de una persona.

El director de Franquicias del Banco de Cordón Umbilical (BCU), Michael Myslabodski, indicó que hoy día son alrededor de 300 las enfermedades degenerativas que se pueden curar con la aplicación de las células madre.

Detalló que para ello, es necesario contar con células compatibles que solamente pueden obtenerse de la misma persona o de un familiar muy cercano.

Las células madre son células de creación, de generación, que se encuentran en los embriones y por lo tanto en los cordones umbilicales de los recién nacidos, en cantidades abundantes y suficientes para ser utilizadas en un tratamiento médico.

La importancia de estas partículas humanas es que estas células son rescatadas de la sangre que permanece en el cordón umbilical y la placenta que envuelve al bebé y son un mismo tipo de células “llamadas inteligentes” que corren por el torrente sanguíneo del feto.

Estas unidades se convierten en células capaces de formar tejidos de diferentes características como los nerviosos, los cardiacos y hepáticos con lo que se forman todos los órganos del cuerpo humano.

A través de técnicas de biotecnología se pueden rescatar la sangre contenida en la placenta y el cordón umbilical, con lo que se obtiene la materia prima para curar enfermedades de la sangre como leucemias y anemias, entre otras.

Es así que cuando el paciente tiene células madre compatibles genéticamente con algún paciente, las células se introducen a través de una inyección al torrente sanguíneo y encuentran los órganos afectados o la propia sangre que se debe regenerar.

El procedimiento de rescate de las células madre, se inicia con la preparación de la madre antes de dar a luz, a quien se le toma una muestra de su sangre, para detectar posibles padecimientos y posteriormente se procede a rescatar la sangre del cordón umbilical una vez concluido el parto.

La muestra de sangre que se logra recuperar de la placenta es de aproximadamente 100 mililitros, que son transportados hasta el laboratorio del BCU donde a través de diversos procedimientos químicos y físicos, se separan los glóbulos rojos, las plaquetas, los glóbulo blancos, así como las propias células madre.

A continuación se procede a un tratamiento de esterilización y conteo, pues se obtienen de cada muestra de un cordón umbilical entre 500 y 600 mil células madre, suficientes para trabajar en la reconstitución de tejidos y órganos.

Aunque en este momento, los avances de la ciencia han mantenido limitada la utilización de estas células regeneradoras, se sabe que al menos son 300 las enfermedades que pueden curarse, por lo que es necesario que las células permanezcan en criopreservación.

Como si fuera una historia de ciencia ficción, las células tienen que ser congeladas a una temperatura de 195 grados centígrados bajo cero y para ello, se requiere tecnología de punta en la que se usa nitrógeno líquido después del paso de precongelación.

De esta manera, se mantienen las células vivas, literalmente congeladas, en espera de una necesidad de regeneración, y aunque las primeras células fueron guardadas y congeladas hace más de 15 años, hoy se encuentran en perfectas condiciones.

Myslabodski aseguró que en el mundo se siguen haciendo investigaciones para el uso de las células madre en el tratamiento de diversas enfermedades, al grado que en México, un hombre que sufrió de un infarto recibió un trasplante de células y logró recuperar 60 por ciento del tejido cardiaco afectado.

Explicó que se hicieron pruebas con un ratón cuadraplégico y tras un transplante celular se logró que tuviera movimiento en las partes afectadas, una vez que se regeneraron los tejidos dañados.

Por lo que hace a la cura de otras enfermedades, indicó que ya hay avances para la reconstitución de órganos como el páncreas, cuya degradación causa la diabetes mellitus al no generar la insulina suficiente para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Dijo que si bien ese tratamiento aún se encuentra en investigación, los niños del futuro, cuyos padres decidan guardar sus células madre, podrían ser tratados en caso de que presenten este padecimiento y muchos otros.

¿Es este un buen ajuste para ti?

Próximos eventos

Jun 22-23, 2017 Guadalajara, Jal

EF Guadalajara 2017

Expo Guadalajara

Verifying

Verifying credentials...

Login/Register

Enter your credentials below to login